Entrevista con Enid Riemenschneider, miembro del Departamento Internacional del PC Danés (Kommunistisk Parti, KP)

initiativecwpe3

Son frecuentes las referencias a los niveles de vida de los países escandinavos, incluso hay organizaciones que las toman como referencia para sus propuestas políticas. UyL entrevista a una dirigente del PC Danés para conocer más la realidad social de los países nórdicos.

UyL: Camarada Enid, en España algunos partidos, como PODEMOS, hablan mucho sobre Dinamarca y los países escandinavos en general, situándolos como su modelo económico y social, ¿podrías hablarnos de este modelo “escandinavo”o “nórdico”?

ER: No hay duda de que la sociedad danesa es una sociedad capitalista, clasista y explotadora.  Supongo que PODEMOS se referiráa cosas como nuestro sistema de seguridad social, financiado por medio de impuestos y que, en resumen, puede describirse así: los altos niveles de protección social que llegaron a existir en Dinamarca, incluyendo la atención médica, existieron fundamentalmente gracias a dos factores, la existencia de la Unión Soviética y, posteriormente, del sistema socialista mundial, en combinación con las necesidades del capital danés de una fuerza de trabajo capaz y bien formada, y el fortalecimiento de las fuerzas socialistas y comunistas en un marco en el que había un fuerte movimiento sindical.

Sobre el primer factor hay que decir que el desempleo masivo de principios de los años 30 del siglo pasado, asícomo la creciente conciencia política de los trabajadores, con o sin empleo, combinada con la simple existencia de la Unión Soviética y el ejemplo que representaba, fueron al base para la primera Reforma Social importante de 1933. Posteriormente, la ocupación nazi entre 1940 y 1945 supuso un duro revés y una brutal explotación por parte del capital danés colaboracionista. En la década de los 50 y durante casi 30 años, con el desarrollo económico y científico-tecnológico, las políticas sociales y de sanidad pública se transformaron en el reconocido sistema de seguridad social y bienestar de Dinamarca (y del resto de países escandinavos).  Políticamente, las reformas se ven como tarea del Partido Social-Demócrata pero, al menos en Dinamarca, en general existióun consenso parlamentario al respecto.

Sobre el segundo factor, fue crucial para la construcción del sistema de protección social conocido como “modelo danés”, la existencia de un fuerte movimiento sindical y de otras fuerzas populares activas. Hay que entender que el movimiento sindical danés es unitario, no estádividido en diferentes asociaciones vinculadas a distintos partidos o a la Iglesia, sino que se organiza en función de las actividades y ramas. En los años 70 y a principios de los 80, en el momento cumbre de los niveles del sistema de seguridad social y bienestar, en torno al 90% de la fuerza de trabajo estaba organizada en sindicatos (trabajadores con o sin formación, académicos, otros profesionales y semi-profesionales). En esos años, el Partido Comunista tenía un importante número de delegados sindicales y mantenía posiciones de dirección en secciones importantes del movimiento sindical, pero debido a la falta de democracia organizativa, la dirección principal del movimiento sindical recaía invariablemente en el Partido Social-Demócrata. Uno de los problemas fundamentales de ese sistema era la aceptación de los socialdemócratas de las “negociaciones tripartitas”entre gobierno, sindicatos y patronal, mecanismo que existe en otros países europeos y que es propio del reformismo. Aquí, dado que el capital ya no lo necesita, ha sido abandonado recientemente.

UyL:¿Cuál es la situación actual de la clase obrera en Dinamarca?

ER: Desde el mismo comienzo de la participación de Dinamarca en la UE, el modelo danés ha recibido ataques y, desde los años 80, las ideas de seguros individuales y tarifas comenzaron a afectar a todo el sector público.

En esa época también se produjo el giro del Partido Social-Demócrata desde el revisionismo y el reformismo a las políticas e ideología pura y simplemente burguesas. Los miembros de ese partido que se oponían a la UE fueron vetados en las elecciones europeas.

La dirección del movimiento sindical fue detrás y, desde los 90, la norma han sido la pasividad y la pérdida de posición y afiliación hasta en un 60%. Durante la crisis, el sistema estásufriendo mucho. Cada año hay recortes en los presupuestos y en personal. Sólo entre 2010 y 2013, los gobiernos locales despidieron a 30.000 trabajadores, y los recortes en puestos de trabajo se mantienen. Las prestaciones de todo tipo ya no siguen el índice de precios, o directamente se están viendo reducidas.

Los salarios están bajo presión, ya no son equivalentes al índice de precios y se ven afectados por la doctrina de la UE sobre la “libre circulación del trabajo”. Esta realidad es conocida en toda Europa como “dumping social”.

Hoy, de una fuerza de trabajo de 2,8 millones de personas, unas 130.000 están en paro y percibiendo ayudas sociales. Pero a este número hay que añadir unas 400 o 500 mil personas que, a pesar de trabajar, viven de la asistencia social o sufren condiciones de vida precarias. El retroceso más serio es el que se produce con el deterioro de la prestación por desempleo. Anteriormente, el período garantizado era de 4 años, y ha sido recortado a 2 años. Además, hasta el momento más de 40.000 personas han perdido el derecho a la prestación. Al mismo tiempo, crece el número de familias que recibe asistencia social, o que no recibe nada a pesar de necesitarlo, al igual que crece el número de personas que pierde su vivienda.

UyL: Ya que mencionas la entrada de Dinamarca en la Unión Europea, ¿cómo analizáis el papel de la UE y la presencia de tu país en ella?

ER: La Unión Europea es el instrumento de los grandes monopolios de Europa y tiene dos objetivos que están interrelacionados: la creación de un gran mercado común, “doméstico”, el “mercado único”, que garantice al gran capital europeo la base para su desarrollo óptimo y sus beneficios a través de una fuerza de trabajo común bajo reglas comunes y finanzas comunes, asícomo políticas monetarias, etc.; y que ese mercado sea igual o superior a otros mercados importantes del mundo, sobre todo el de los EEUU.

Para ello, los tratados de la UE, desde el Tratado de Roma en adelante, han tenido como objetivo la creación de un gobierno soberano, no electo, independiente de los gobiernos de los países miembros, la Comisión. Con los últimos tratados y con el Pacto de Estabilidad, este objetivo estácompleto. La soberanía nacional es un tema insignificante. La UE es la dictadura de los monopolios europeos.

Como país miembro de la UE, la democracia danesa ha sufridos importantes retrocesos. En primer lugar, la total dependencia del parlamento danés y de los gobiernos locales de las leyes y directrices de la UE.

Una parte muy importante de nuestra democracia y del “modelo danés”como es la negociación colectiva, estásufriendo hasta el punto de que las leyes nacionales que aseguran los derechos de los trabajadores y de los sindicatos están siendo desautorizadas por la UE. A esto hay que añadir las privatizaciones. Importantes actividades que antes estaban bajo control democrático (energía, telecomunicaciones, tráfico, etc.) han sido privatizadas, y otros sectores públicos están siendo “expuestos a la competencia”, lo que resulta también en precios más elevados.

Todos los partidos presentes en el Parlamento, excepto la Alianza Roji-Verde, son partidos pro-UE. En todos los asuntos de la economía, la política y la ideología de Dinamarca, la participación en la UE juega un papel esencial. Nuestro partido cree que, para la UE, la crisis ofrece un pretexto para acelerar los planes de austeridad y otras medidas que ya estaban encima de  la mesa. Desde luego, desde 1990 estos planes han avanzado con bastante rapidez…

UyL: Por último, a finales de 2014 celebrasteis vuestro 4ºCongreso, ¿nos puedes comentar los principales acuerdos?

ER: La declaración final de nuestro 4ºCongreso, celebrado en noviembre, es un llamamiento urgente a la unidad de la clase obrera danesa. Dice, entre otras cosas, que “la falta de voluntad del gobierno para satisfacer las demandas de la clase obrera está llevando a la pasividad y al desánimo… Sólo un incremento de las actividades de la clase obrera y en el movimiento sindical, una lucha por demandas claras, puede traer cambios. El Partido Comunista Danés está convencido de que la unidad de la clase obrera puede forzar al gobierno y a la patronal a ceder ante tales demandas. El PC Danés insta a los partidos y organizaciones sindicales a unirse a la lucha por el cambio”.

Lo que nuestro partido plantea es que se produzca un incremento en los salarios tanto en el sector público como en el privado, que se paralice el dumping social, que se restauren y se desarrollen las prestaciones de paro y de seguridad social, que se déun impulso a nuestro sistema de seguridad social público (incluyendo la atención sanitaria y la educación a todos los niveles), que se paralicen las privatizaciones de servicios y actividades públicas. Y que Dinamarca abandone la UE y el Pacto de Estabilidad.

Otras líneas maestras de nuestro trabajo son el fortalecimiento de los esfuerzos para lograr la unidad de los tres partidos comunistas que hay en nuestro país (PC de Dinamarca, PC en Dinamarca y PC Danés), la lucha contra la UE, la defensa de nuestras para la juventud y la defensa y promoción del Socialismo combinado con un fortalecimiento del perfil teórico e ideológico de nuestro partido.

A nivel internacional, nuestras posiciones se guían por el principio de la solidaridad internacional hacia otros partidos comunistas, hacia la clase obrera internacional y hacia todos los oprimidos. Denunciamos con fuerza la participación de Dinamarca en las guerras del imperialismo (con o sin mandato de la ONU). Exigimos una política exterior danesa independiente, sin guerras y en la que la solidaridad internacional sustituya a la actual sumisión hacia las fuerzas del imperialismo.

Entre los temas más importantes estáel apoyo a los grupos promotores de la paz, la lucha contra el bloqueo de EEUU contra Cuba, la solidaridad con el pueblo palestino y la condena al terrorismo de Estado israelí.

Una herramienta muy importante en nuestra lucha y en nuestras actividades es nuestro periódico diario Arbejderen (el Diario Obrero), que es un contrapeso a las mentiras y desinformación de los medios de comunicación de masas y que, a la vez, actúa como informador sobre nuestras posiciones y políticas, asícomo de las actividades de los sindicatos y de los movimientos progresistas.

UyL: Muchas gracias, camarada.

Fonte: Unidad y Lucha (órgão de imprensa do PCPE)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s