Category Archives: Marxismo-leninismo

A Confederação Sindical Internacional insulta os trabalhadores gregos


A Confederação Sindical Internacional (ITUC na sigla inglesa) insulta a inteligência dos trabalhadores gregos fazendo passar mensagens burguesas por dentro do “embrulho” das piedosas lágrimas de crocodilo em “solidariedade” com os trabalhadores gregos. É assim que a propósito da Greve Geral de 8 de Dezembro a CSI/ITUC apela aos trabalhadores gregos a exigirem o retorno ao “crescimento (da economia)”, ou seja o apoio a essa falácia que encobre a “competitividade” do capital e os seus lucros.

A CSI/ITUC pretende esconder que 66% dos novos empregos criados na Grécia são sempre precários, meios empregos por meios salários com data de validade, exactamente por causa das “melhores práticas europeias” e dos “compromissos europeus” imperialistas da União Europeia que a CSI/ITUC tanto defende.

A CSI/ITUC pretende esconder que é baseado neste contexto que o Governo do Syriza na Grécia (parceiro e sócio da CSI/ITUC) impõe a livre actividade das empresas de tráfico escravo de “outsourcing”, legaliza os “lockouts” patronais e ataca os direitos e liberdades sindicais, especialmente o direito a fazer greve.

A CSI/ITUC “esquece” que foi a confederação grega GSEE sua filiada que co-assinou o corte de 25% no salário mínimo!

«In a provocative statement of, so called “solidarity”, to the Greek Workers, the ITUC, the notorious mechanism of the Multinationals, calls the workers of Greece to Strike on December 8 under the demands of “return to growth(of the economy)”. They want the workers to demand more measures in support of the multinationals, to support the competitiveness of the capital. They want the workers to sacrifice their needs for the profits of the business groups.

The ITUC, also tries to erase the role of imperialist organizations, such as the IMF, by claiming that “The IMF seems to have little if any understanding of what is really happening in Greece and indeed in the world in general”.

The ITUC bureaucrats, who only in name they represent workers, who would not recognize a strike even if they were in front of it, they prefer not to see the huge profits of the multinationals and business groups in Greece. Profits that resulted from the brutal exploitation of the workers. Profits that came after the imposition of the policies, which were imposed specifically to safeguard the profits of the multinationals.

The ITUC wants to hide that 66% of new jobs in Greece are flexible, part time, limited time contracts, with part salary and expiration date, exactly because of the so called “best European practices”, which are the policies of the EU and are supported and promoted together by the EU, the Greek Government, the Employers and the ITUC-ETUC.

The ITUC wants to hide that, based in this context the Government of SYRIZA in Greece imposes the free activity of the slave trade-outsourcing companies, it legalizes employers’ “lockout” and attacks trade union rights and freedoms, the right to Strike.
The ITUC “forgets” that it was its affiliate, the GSEE in Greece that cosigned the 25% cut of the minimum wage!

The ITUC, in order to satisfy the interests of the imperialist organizations, multinationals and Governments, wants to play games on the backs of the workers of Greece.
The working class of Greece will give a strong response to the plans of the employers, the EU, the IMF and the yellow unions!

The class trade union movement of Greece will Strike on December 8 under the demands for the satisfaction of the contemporary needs of the working class, with the banners of PAME and WFTU.»

Fonte: PAME


Introduction of the Executive Secretariat in the 4th National Congress of PAME (1)


21 November 2016

Delegates at the 4th National Congress of PAME,

comrades representatives of the WFTU, trade union representatives from 16 countries, our dear invited guests, we shake your hand and we welcome you. With collective decisions of their bodies 530 decisions of unions’ boards, 300 decisions of general meetings , we are here today 13 National Federations 14 Labour Centres 451 trade unions 52 Workers’ Committees of representing hundreds thousands of workers. This is the great force that constitutes the front of organizations of the working class, Federations, Labour Centres, trade unions, workers’ committees and unionists who for 17 years now, with hard struggles, became in the minds of the workers the class militant pole of rallying in the trade union movement, the All-Workers Militant Front, PAME.

4 Congresso da PAME (Novembro de 2016): “…hoje somos 13 Federações Nacionais, 14 Uniões Regionais, 451 Sindicatos e 52 Comissões de Trabalhadores representado centenas de milhares de trabalhadores… que com duras lutas se tornou na mente dos trabalhadores o pólo militante classista da mobilização do movimento sindical, a Frente Militante de Todos os Trabalhadores, PAME.”

Also, take part dozens of unions who decided to participate in our work as observers and dozens of elected trade unionists of federations and trade unions, who were invited to participate in the Congress.

With many unions we met for the first time in the great demonstrations, organized after the initiatives of PAME on unemployment, social security, the Collective Contracts, for the elimination of the anti-labour laws, the losses of wages and social benefits, for stable work with rights. In the large strikes that went down in history, like the heroic struggle of the steelworkers and other factories and sectors, in the general strikes, in the struggles of the previous years that were not few. These struggles have left their own legacy. More unions rallied with the class front breaking the inactivity, the defeatism, the line of compromise and class collaboration imposed by trade unionism controlled by the employers and the government in major unions, in the sectors and the organizations GSEE and ADEDY (ETUC members). On October 17 with over 530 unions we signed and submitted our demands demanding rights in work and life based on our times, the 21st century and our contemporary needs. Throughout the period of the outbreak of the capitalist crisis and the frontal attack unleashed against us the SEV (Hellenic Federation of Industrialists)and other employers’ organizations, the governments that serve them and their international organizations such as the EU and the IMF, is a period of rich lessons, whose study will give us valuable knowledge for the future, on the big issue of the reconstruction of the peoples-trade union movement about which many speak today, with different purposes and origins.

PAME Is Getting Stronger And Is Planning New, Bigger And More Militant Struggles

PAME, since the first day it was founded, in April 1999, faces the attack of the capital and its people. At the beginning it was the trade union forces of the social-democrats, the liberals, of SYN, what today is SYRIZA in the unions, among others, who used to talk about divisive activity. Later they changed that and they presented PAME as a political fraction in order to undermine PAME and its role. We need to clarify this confusion which is sometimes fuelled by our own reduced vigilance. We need constant struggle to make the sycophants and everybody distorting the truth shush. Their problem is the line of struggle, the orientation in which hundreds of unions are rallied and try to make this line dominate the trade union movement. Orientation and line of struggle against the wishes of the monopolies, business groups and companies, the political parties representing them, the EU. With demands formed according to how today workers are worth living and working based on the enormous potentials of science, the development of means of production, the wealth they produce and not according to the criteria of our exploiters, the entrepreneurship and competitiveness, the maximum profit. According to the prosperity of the many people who work and suffer and not the prosperity of the profits of a few ones. The innovation that PAME brought is the distinctive rally and action of the working class organizations that reject the damaging to the interests of the workers theory of social partnership, of the alleged common workers and employers’ interests who, around a table, fairly share the wealth produced, of “social dialogues”, of the unconditional surrender of the union movement. PAME became the true defender of workers in the trade union movement. Only during the period 2010 – 2015 it was at the forefront of dozens of general strikes, hundreds sectoral strikes in workplaces, demonstrations, rallies and occupations. It kept on its feet, against the wave of integration, subordination and decomposition, a significant force of unions and trade unionists who struggle militantly with a class line. Its slogans adopted by the wider working class and popular forces. PAME has been strengthened with new unions, of sectors and businesses, Labour Centres, it strengthened its influence and hundreds of young elected unionists work under its guideline, struggling to change the correlations in all sectors, to reconstruct the movement.

(to be continued…)

Fonte: PAME

La desigualdad de las mujeres en la Unión Europea y en el resto del mundo capitalista. La lucha de los comunistas

%ce%bf%ce%b3%ce%b5main_1458193062_1819162 %ce%bf%ce%b3%ce%b5pame-yp-ergasias-53

Los días 10 y 11 de noviembre de 2016, en Atenas, tendrá lugar un seminario sobre el tema: “La desigualdad de las mujeres en la Unión Europea y en el resto del mundo capitalista. La lucha de los comunistas”, que será acogida por el grupo europarlamentario del KKE.
Este seminario pretende abrir una discusión entre los partidos comunistas sobre la necesidad y el contenido del trabajo especializado en las mujeres, ya que a pesar de la participación significativa de las mujeres en el trabajo asalariado esta no corresponde con su participación en el movimiento obrero sindical, y más aún en el movimiento comunista.
La discusión abarcará la intervención ideológica y política de los partidos comunistas sobre la cuestión de la mujer en las condiciones actuales de agudización de la ofensiva de los gobiernos burgueses, de la Unión Europea y de otras uniones imperialistas interestatales, de la clase burguesa en cada país. Además, cómo contribuye la especialización del trabajo entre las mujeres a la construcción de organizaciones partidistas en la clase obrera, en el fortalecimiento de los lazos militantes con esta, con las capas populares y con los jóvenes, y cómo se expresa en el reclutamiento. Habrá un intercambio de puntos de vista para la intervención en el movimiento radical de mujeres, es decir en el movimiento de mujeres con orientación antimonopolista-anticapitalista, así como en el movimiento obrero sindical.

El seminario será inaugurado por el diputado europarlamentario del KKE, Sotiris Zarianopoulos.

El discurso introductorio será pronunciado por Eleni Mpellou, miembro del Buró Político del CC del KKE.

En el seminario han declarado su participación 20 partidos comunistas y obreros:

1. Partido Comunista de Venezuela
2. Unión de los Comunistas en Bulgaria
3. Partido de los Comunistas Búlgaros
4. Partido Comunista Brasileño
6. Partido Comunista de la India
7. Partido Comunista de la India (M)
8. Partido de los Trabajadores de Irlanda
9. Partido Comunista de los Pueblos de España
10. Partido Comunista, Italia
11. Movimiento Socialista Kazajstán
12. Partido Obrero Socialista de Croacia
13. Partido Socialista de Letonia
14. Partido Comunista de México
15. Partido Comunista Sudafricano
16. Partido de los Trabajadores Húngaros
17. Partido Comunista Obrero de Rusia
18. Nuevo Partido Comunista de Yugoslavia
19. Partido Comunista de Suecia
20. Partido Comunista, Turquía

A continuación las Tesis del KKE sobre el tema: “El papel del Partido Comunista en la lucha por la igualdad y las necesidades contemporáneas de las mujeres”.

El papel del KKE en la lucha por la igualdad de las mujeres y por sus necesidades actuales
En la lucha por la igualdad de las mujeres y por sus necesidades actuales, en la lucha irreconciliable de clases, se destacaron mujeres comunistas, dirigentes del movimiento obrero revolucionario internacional. Su fuerza derivaba de la comprensión y convicción profunda en la causa de su lucha, por la abolición de la explotación del hombre por el hombre.
Su ejemplo destaca la necesidad de preparar una vanguardia de mujeres comunistas utilizando el ejemplo práctico de mujeres comunistas en la actividad social, política, en los centros de trabajo, en las universidades, en la familia. Refleja la necesidad de que el Partido Comunista y la Juventud Comunista actúen como vanguardia diariamente en la lucha por las necesidades actuales de las mujeres –tanto de las jóvenes como de la tercera edad- para su igualdad y liberación social, para la mejor participación de las mujeres en la lucha de clases y su elección en los órganos del movimiento obrero y popular, en las organizaciones de masas.
Esto significa que cada partido comunista tiene tareas correspondientes en cuanto a la integración consistente de la cuestión de la mujer en la actividad ideológica, política, de masas y organizativa del Partido. Esta intervención ideológica y política especializada del partido entre las secciones de las mujeres con criterios de clase debe basarse en el trabajo interno en los órganos del Partido y de la Juventud Comunista, en las organizaciones del Partido para la comprensión de las posiciones políticas del Partido en combinación con su percepción sobre la cuestión de la mujer. Más en concreto, les debe preocupar el esfuerzo de formar mujeres dirigentes de la clase obrera, el trabajo para la formación de las mujeres jóvenes del Partido. Así estarán mejor preparadas para que cuando formen sus familias, se enfrentarán a los nuevos problemas y participarán en el movimiento y en el Partido desde un punto de vista de clase.
Para que nuestro trabajo tenga resultados más visibles los órganos del partido deben asumir la responsabilidad colectiva con un plan a largo plazo, con control creativo y persistente, y al mismo tiempo encargar a mujeres y hombres camaradas para contribuir con entusiasmo a este trabajo.
Un aspecto de la formación ideológica y política de los miembros del Partido y de la KNE, del círculo de influencia del Partido, son los artículos de la Revista Comunista y de Rizospastis, de Odigitís y la actividad editorial. Esta incluye obras teóricas como El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado de Fr. Engels, colección de textos sobre la cuestión de la mujer escritos por Marx-Engels-Lenin y recientemente el libro de Al.Kollontai La mujer en el desarrollo social (1925). Estas obras teóricas son vigentes y necesarias porque arrojan luz a la esencia de clase y a la base histórica de la posición social de la mujer que tiene que ver básicamente con su posición en el trabajo social y, consecuentemente, con su posición en la familia –en base a las necesidades particulares que emanan de su papel en el proceso reproductivo-, y las relaciones entre los dos sexos.
Mantienen su importancia hoy tanto para las mujeres menos informadas que se han integrado o proceden de la clase obrera o de capas populares y para las mujeres jóvenes, como para las mujeres con conciencia de clase, activas, para las trabajadoras y empleadas sindicalizadas, para las estudiantes, para las mujeres científicas asalariadas o por cuenta propia, y sobre todo para las dirigentes y miembros del KKE y de la KNE.
Por supuesto, la doble opresión de la mujer, en base de clase y de género, hoy no se identifica con la de los principios del siglo pasado, como ha sido descrito en las obras de los teóricos y de otros representantes del movimiento obrero revolucionario. Esto tiene que ver tanto con los derechos burgueses más generales (p.ej. en la educación), como con los derechos particulares de las mujeres (p.ej. el derecho familiar, la extensión de los derechos electorales burgueses). Algunas posiciones o consignas que se utilizaban, se deben adaptar a las condiciones actuales. Por ejemplo, aunque el derecho al voto se ha concedido, para la mayoría de las mujeres –para las que pertenecen en la clase obrera y las demás capas populares- sigue siendo en gran medida un derecho formal o, mejor dicho, está sometido a la manipulación del poder capitalista. En otras palabras, una trabajadora, una empleada, una trabajadora autónoma, una campesina pueden utilizar el derecho de “presentarse a las elecciones” sólo bajo la protección de los partidos burgueses, mientras que la emancipación social completa de la mujer se alcanzará solamente con su incorporación –directamente o como aliada- en el movimiento obrero revolucionario, en el Partido Comunista.
La misma adaptación se requiere con respecto a la consigna que se utilizó en relación con la “liberación de las mujeres de las ollas”. Hoy día, debido al desarrollo de las fuerzas productivas, la “esclavitud del hogar privado” implica condiciones técnicas diferentes de que hace un siglo. En bastante gran parte del capitalismo mundial, la mujer ni se lava la ropa a mano, ni usa cocina de leña. Sin embargo estos fenómenos todavía existen, incluso en el capitalismo contemporáneo, particularmente en amplias zonas de Asia, África y América Latina. Al mismo tiempo, las mujeres refugiadas y sus hijos, incluso en países de Europa como Grecia, viven en condiciones miserables. Hay también un gran número de mujeres, y hombres, sin hogar, debido al desempleo y a la miseria. Sin embargo, lo que es un fenómeno general en el mundo capitalista es la inseguridad de la mujer trabajadora asalariada –así como de la trabajadora autónoma-, la falta de un horario de trabajo estable en una base diaria o semanal, la intensificación del trabajo, sin que la mujer haya sido esencialmente liberada del cuidado y de la responsabilidad privada no sólo para la reproducción de su propia fuerza sino además para la de sus hijos, y, a menudo, para la de su marido desempleado o para la supervivencia de sus padres que no tienen cobertura de la seguridad social etc.
Es posible que en las condiciones actuales de la lucha de clases, incluso en el marco de los órganos del movimiento obrero y popular organizado, se considere innecesario llevar a cabo un trabajo especializado entre las mujeres de posición socioeconómica o procedencia obrera-popular con el fin de aumentar su participación en la lucha anticapitalista-antimonopolista. El hecho de que hoy día se ha levantado en sentido formal-legal una serie de obstáculos anacrónicos respecto el derecho de las mujeres a la educación, el derecho familiar y hereditario, el influjo de la mujer como trabajadora asalariada en una serie de sectores y ramas de la economía, no anula su posición de desigualdad en el marco de la sociedad capitalista que se expresa a través de nuevas formas en las condiciones contemporáneas.
El desarrollo de las fuerzas productivas, principalmente su expresión capitalista, ha llevado a una independencia económica relativa de las mujeres (según los datos de la Unión Europea hoy día las mujeres representan en promedio el 63,5% de las mujeres capaces de trabajar en la UE). Sin embargo, esta independencia no podía ser de carácter de liberación económica y social esencial en condiciones de relaciones sociales de explotación. El capitalismo saca provecho de la perpetuación de la desigualdad, puesto que es una fuente de ganancia adicional, de aumento del nivel de explotación y de manipulación política. En el marco de la sociedad explotadora, la relación de las mujeres con la maternidad se utiliza de manera reaccionaria. El cuidado de los niños, de los ancianos, de las personas discapacitadas y del hogar sigue siendo un asunto familiar privado con una carga especial para las mujeres de las familias obreras y populares. La mujer no ha sido liberada de la coerción económica y social, y el hombre tampoco. Dicha liberación requiere la revolución social y política del proletariado para establecer el poder obrero revolucionario, para la construcción socialista.
Todo ello prepara el camino que objetivamente impide, retrasa el desarrollo de la conciencia política y de clase de las mujeres, y su participación organizada estable en la lucha. El tema crucial hoy es que se reducen las demandas, se crea una brecha entre las demandas reducidas y las necesidades cada vez mayores. La reducción de las demandas tiene que ver con la falta de experiencia política, con la falta de organización y la manipulación, la intimidación de las mujeres particularmente.
La comprensión de estas dificultades plantea la necesidad de elaborar un plan a largo plazo para la construcción de organizaciones de los partidos comunistas en la clase obrera, reclutando a mujeres de posición socioeconómica o procedencia obrera-popular. La contribución de la Sección del Comité Central del KKE con sus posiciones elaboradas respecto las trabajadoras asalariadas, las trabajadoras autónomas, las campesinas, las mujeres jóvenes, sobre cualquier asunto que preocupa a las mujeres populares, puede ser decisiva en cuanto al esfuerzo del partido de reclutar a mujeres, de desarrollar vínculos con la clase obrera y con el pueblo. Hay que tomar en cuenta a qué sección de mujeres nos dirigimos en términos de edad y de posición de clase social.
Por ejemplo, en Grecia, una serie de grupos monopólicos contratan personal con contratos temporales y a tiempo parcial. La mayoría de los trabajadores de este tipo de contratos son mujeres. El curso de la construcción de organizaciones del Partido, del reagrupamiento del movimiento sindical en ramas específicas (telecomunicaciones, restaurantes-turismo, alimentos-bebidas, sector financiero, de asistencia sanitaria privada etc.) y en general, depende en gran medida de la especialización de nuestra política en cuanto a las trabajadoras y las empleadas.

La lucha del KKE contra las teorías burguesas y pequeñoburguesas sobre la cuestión de la mujer

Un aspecto de la intervención política, ideológica y de masas del partido comunista es el seguimiento, el estudio y la organización de la lucha ideológica ante la especialización de la estrategia burguesa respecto las mujeres, lo que se refleja en las resoluciones de la UE, de la OTAN, de la OCDE, de gobiernos burgueses y otros mecanismos del estado burgués (administración local, educación, medios de comunicación etc.).
Este esfuerzo hoy es más exigente que antes, ya que el sistema de explotación llevó a cabo una modernización burguesa respecto la posición de la mujer, a través de las leyes que aprobó su personal político, los gobiernos burgueses, que camufla los problemas contemporáneos de las mujeres jóvenes y de la mayoría de las mujeres de los sectores populares.
Toda esta modernización burguesa trajo ciertos cambios para la trabajadora, la empleada, la trabajadora autónoma. Sin embargo, estos cambios se llevaron a cabo bajo la influencia de las conquistas de las mujeres en los países donde se construyó el socialismo, bajo la presión que ejercían las luchas del movimiento obrero y de mujeres. Al mismo tiempo, cubren además las necesidades de la sociedad capitalista.
A medida que se desarrollaba el capitalismo, necesitaba mujeres con estudios para incorporarlos en la producción capitalista.
Pero al mismo tiempo, al utilizar las dificultades actuales de las mujeres de combinar el trabajo y el cuidado de su hogar, la UE, los gobiernos, los empresarios capitalistas implementaron de manera masiva y sin la reacción popular requerida, las relaciones de trabajo flexibles, el trabajo a tiempo parcial. En base a sus datos, el 76% de los trabajadores con trabajo a tiempo parcial en los países de la zona euro son mujeres. Consecuentemente, las mujeres tienen salarios más bajos que los hombres, y pensiones más bajas.
¿Por qué? Por que en mayor medida, trabajan como trabajadoras no especializadas, porque trabajan a tiempo parcial, lo que significa que reciben un sueldo parcial, cobertura para la seguridad social parcial, en esencia una vida parcial. Además, se ven obligadas a dejar su trabajo para períodos más largos durante su vida laboral, teniendo la responsabilidad exclusiva para el cuidado de los niños y de los ancianos.
Hoy hablan de la necesidad de que los hombres participen más en el cuidado de los niños y el hogar con el fin de promover la flexibilidad laboral en los hombres también. En el Parlamento Europeo, en los comités respectivos se lleva a cabo una discusión sobre la “licencia por paternidad”.
Existe un interés particular por parte de organismos y alianzas imperialistas, como es la OTAN, el FMI y la UE, así como de los grupos monopólicos sobre la participación de las mujeres en los llamados “Centros de Toma de Decisiones”. Es decir que se aumente el porcentaje de las mujeres en los consejos de administración de empresas, en órganos del poder burgués, en los parlamentos nacionales. De esta manera, no sólo absuelven el sistema capitalista, sino que fomentan la oposición entre los dos sexos, esconden la contradicción básica entre el capital y el trabajo detrás de la polarización entre hombres y mujeres.
El criterio para la política y las posiciones no es el sexo, sino los intereses de clase que sirven.
De manera correspondiente, les preocupa la participación de las mujeres en la dirección de empresas. Presentan como un ejemplo que las empresas dirigidas por mujeres tienen un aumento de 6% en las ganancias anuales. Las ganancias significan la intensificación de la explotación de los trabajadores de la empresa, tanto de los hombres como de las mujeres.
Toda esta discusión es el cebo para la incorporación y manipulación sobre todo de las mujeres jóvenes con educación superior, de las que los burgueses tienen la tendencia de utilizar un pequeño porcentaje. La burguesía en cada país entiende que debe formar un grupo dirigente de mujeres de la gran burguesía que promoverá sus valores e ideas, la ideología burguesa entre las mujeres, ocultando los diferentes intereses de clase que tienen las mujeres (de la clase obrera y de las capas populares) de las esposas de sus explotadores.
Al mismo tiempo tratan de implementar un compromiso con la selva laboral actual. Por ejemplo, en un artículo de MANPOWER invoca la capacidad de las mujeres burguesas de tener un horario de trabajo más flexible que no requiere su presencia física y puede ser una función de administración.
Esto no es un problema para las mujeres de negocios sino para las mujeres jóvenes investigadoras, las mujeres científicas asalariadas, las trabajadoras especializadas, que están siendo privadas incluso de derechos fundamentales relacionados con la protección de la maternidad, los permisos y los beneficios.
Además, una investigadora que es madre dónde dejará a su niño para hacer una investigación sociológica, no sólo bibliográfica, para pasar tiempo en el laboratorio, cuando la infraestructura social como las guarderías proporciona servicios mínimos o carísimos. En este sentido, el fenómeno del “techo de cristal” todavía existe.
Pero existen muchas maneras para “ocultar” la raíz, la raíz clasista de todas las formas contemporáneas de desigualdad de la mujer que son extremamente peligrosas para la lucha de hombres y mujeres en el movimiento obrero y popular en base a sus intereses de clase comunes.
Por ejemplo, la opinión que la desigualdad de la mujer es producto y creación de la mentalidad de los hombres llega a la conclusión que las mujeres deben considerar como oponentes a sus maridos, a sus hermanos, a sus padres, a sus compañeros de trabajo y no el sistema que crea la desigualdad, la pobreza, el desempleo, la inseguridad para ellas y para sus familias.
Estas teorías y las prácticas políticas respectivas presentan como fuente de la posición desigual de la mujer, el carácter específico de sus funciones biológicas y las diferencias entre los dos sexos. La presentan como una cuestión de mentalidad, de comportamiento, consecuencia del poder patriarcal. Consideran que las opiniones e ideas dan lugar a los problemas sociales y que entre ellos está también la cuestión de la mujer. En realidad, las ideas se crean sobre la base de las relaciones materiales de la gente y las reflejan.
En fin, llegan a la opinión de que las discriminaciones de género serán confrontadas mediante iniciativas legislativas.
El KKE no subestima en absoluto el Estado, la educación, la Iglesia, los medios de comunicación, la política social que legitiman la desigualdad en el marco de la sociedad. El hecho de que las opiniones erróneas respecto la posición de las mujeres en el mundo capitalista contemporáneo se reproducen no sólo a través de la postura de los empleadores en los centros de trabajo sino además a través de la postura, el comportamiento de los hombres en los órganos del Estado burgués, a través de los medios de comunicación, la educación, a través de dogmas religiosos, no refuta el hecho de que la fuente de la desigualdad de las mujeres es la división de la sociedad en explotadores y explotados.
Por un lado, están siendo reproducidos puntos de vista anacrónicos y reaccionarios que sobreviven hasta hoy día, sobre todo en sociedades más atrasadas o en condiciones de crisis económica capitalista prolongada y de desempleo masivo. Según ellos la mujer debe estar atada al hogar privado, tener como papel principal la maternidad, lejos de la producción y la actividad social.
Al mismo tiempo, la propaganda burguesa en nuestros días, en el nombre de la supuesta “libertad”, reproduce teorías que incluso abarcan puntos de vista irracionales respecto la procreación y el parto.
Las teorías sobre el género social lo presentan como una construcción social, una construcción lingüística, como un papel que la sociedad asigna a sus miembros. Se trata de puntos de vista que en algunos casos hasta no reconocen las diferencias de género entre hombres y mujeres como un hecho objetivo, poniendo la realidad cabeza abajo. No aceptan que existe una base biológica para la atracción entre hombre y mujer, y para la realización del acto sexual; al contrario, defienden que la atracción es exclusivamente de carácter social.
Lo principal es que absolutizan la experiencia individual como fuente de conocimiento a expensas de la experiencia y el conocimiento social, la realidad social.
No piensan que la lengua refleja la realidad, sino que la lengua construye la realidad; dicen que las identidades se construyen a través del habla. Niegan la existencia de la realidad objetiva, que existe independientemente del conocimiento humano y se refleja por ejemplo en la experiencia y en el lenguaje.
Por ejemplo, la palabra es más que un mero símbolo. No es sólo un contrato para que nos entendamos. Tiene una base material y está ligada con relaciones objetivas y refleja su base histórica. Cuando nombramos algo lo hacemos porque algo ya existe y no para crearlo. Respectivamente, el significado expresa la relación objetiva del individuo con el mundo, a pesar de que se crea subjetivamente.
De este modo distorsionan la represión de clase y de género, y como consecuencia aplastan las necesidades sociales particulares de las mujeres que emanan de su papel en la reproducción. De esta manera ocultan el hecho que los problemas en la relación entre los dos sexos –problemas de comunicación y comportamiento- tienen sus raíces miles de años atrás, en la primera sociedad clasista.
Mientras predomina la propiedad capitalista privada, seguirán reproduciéndose el individualismo y el antagonismo, el modo de vida egoísta que además afectan a la clase obrera, a los sectores populares y arruinan las relaciones sociales, las relaciones entre los dos sexos, las relaciones personales. El ánimo de lucro capitalista opera como incentivo económico a través de la misma institución de la familia, reproduciendo las coerciones económicas, sociales y culturales. En la sociedad capitalista lo que se regula, incluso a través de la ley, son las relaciones económicas de los padres con los hijos.
La organización de la lucha contra estas teorías –y con la práctica política basada en estas- junto con las elaboraciones programáticas del partido comunista, utilizando la experiencia positiva y negativa de la lucha de clases, la construcción del socialismo en el siglo 20, pueden elevar nuestro esfuerzo a un nivel superior en la lucha ideológica, política y de masas, en la organización de mujeres en el movimiento obrero, de mujeres, en el movimiento popular en general. Como partido comunista debemos tomar medidas más decisivas para el crecimiento de su militancia con la incorporación de obreras, mujeres de las capas populares, sobre todo mujeres jóvenes, así como para su elección en los órganos del Partido.

La importancia de la actividad especializada del movimiento obrero y popular entre las mujeres, la experiencia del movimiento de mujeres independiente

El KKE, junto con la KNE, con unas actividades multiformes hasta el 2018, en el marco de las celebraciones de su 100 aniversario, intenta utilizar la experiencia histórica respecto cómo abrió el camino para la participación de las mujeres en la lucha sociopolítica de clases, en el movimiento sindical, en el movimiento radical de mujeres. Hay que destacar la gran experiencia de los esfuerzos de nuestro Partido en el trabajo con mujeres de la clase obrera en la elaboración de objetivos de demanda y lucha políticos y de masas para las obreras, las trabajadoras autónomas, las trabajadoras en sectores de la economía informal, como las llamadas criadas en el pasado, y luego las empleadas que trabajan en casa y las señoras de la limpieza.
Las comunistas y las aliadas con el KKE participan en organizaciones de mujeres cuya orientación y actividad se definen en base al carácter clasista de la cuestión de la mujer. Se trata de asociaciones y grupos de la Federación de Mujeres Griegas (OGE). En las asociaciones de mujeres participan mujeres de la clase obrera, de las capas populares, independientemente de sus preferencias políticas.
En la OGE participan trabajadoras, empleadas, desempleadas, trabajadoras autónomas, campesinas, madres jóvenes, estudiantes, pensionistas, inmigrantes. Además, algunas mujeres todavía se dedican solamente a las tareas del hogar. Algunas participaban ya en el movimiento, pero otras primero entraron en contacto con la actividad colectiva radical a través de las asociaciones y los grupos de mujeres de la OGE que están en su barrio.
Las mujeres comunistas que participan en el movimiento radical de mujeres están tratando de elaborar el contenido y las formas de actividad, las demandas de la lucha que pueden contribuir a atraer a más mujeres de posición socioeconómica o procedencia obrera-popular, a despertar su conciencia de clase. Estas elaboraciones ayudan a motivar los órganos del movimiento obrero-popular a desarrollar actividades especializadas similares para aumentar el nivel de organización de las mujeres.
Incluso, existe el peligro, para las mujeres con conciencia de clase, a abordar la cuestión de la mujer como plenamente integrado en el movimiento obrero sindical, ya que las mujeres y los hombres trabajan juntos en todas las ramas de la industria, en todas las ramas del trabajo social, en los sectores de la administración del Estado y participan conjuntamente o pueden participar en las organizaciones sindicales correspondientes. Existe el peligro que las estudiantes comunistas piensen de esta manera unilateral ya que ya no experimentan la segregación de género en la educación secundaria, como ocurría en el pasado, o las barreras de género en la educación superior.
Hoy día, por lo menos los sindicatos clasistas tienen en sus declaraciones la demanda “salario igual para trabajo igual”, es decir igualdad de hombres y mujeres en el régimen de la explotación clasista. Pero en la práctica, les resulta difícil examinar específicamente cómo “se viola” por los capitalistas y sus estados la “igualdad” en el nivel de explotación de hombres y mujeres o porqué en la práctica la fuerza de trabajo de la mujer como mercancía tiene un valor inferior que la fuerza de trabajo del hombre. Por ejemplo, mayor número de mujeres en los trabajos con salarios más bajos, restricciones debido al embarazo, mayor participación en trabajos con relaciones laborales flexibles etc.
Al mismo tiempo, gran parte de las juntas directivas de las federaciones sindicales que ejercen un sindicalismo patronal y gubernamental, en el nombre de la “igualdad” apoyó las medidas reaccionarias del gobierno y de los patronales a expensas de las mujeres asalariadas como por ejemplo la equiparación de la edad de jubilación de las mujeres y de los hombres, abolición de la prohibición de los turnos de noche para las mujeres o limitación en las exenciones respectivas etc.
Un problema general que importa también a los sindicatos, las federaciones, las Centrales Regionales de Trabajo con orientación de clase, que en Grecia se agrupan en el Frente Militante de Todos los Trabajadores (PAME), es la participación muy baja de las mujeres en las juntas directivas, incluso en sectores con gran presencia de mujeres trabajadoras. Incluso, el hecho de que no se ha llevado a cabo algún estudio serio respecto la participación de las mujeres en los órganos del movimiento sindical expresa la falta de conocimiento de las formas contemporáneas y de las dimensiones de la cuestión de la mujer.
Los esfuerzos realizados en los últimos años para la actividad conjunta de las asociaciones de mujeres con organizaciones obreras y populares con una línea de lucha antimonopolista, han ayudado al fortalecimiento de la orientación en cuanto al contenido y las formas de este trabajo especializado. Se trata de la organización conjunta de iniciativas militantes relativas a casos de despidos de mujeres embarazadas, de las condiciones de trabajo de las trabajadoras asalariadas, así como de asuntos que tienen que ver con el conjunto de la familia obrera popular: la maternidad, la atención sanitaria y las mayores necesidades de prevención para el organismo de las mujeres, educación, bienestar, deportes, cultura, la cuestión de los inmigrantes y refugiados, la violencia contra la mujer etc.
La cuestión más compleja es el trabajo paciente para fortalecer la iniciativa de las mujeres en el movimiento, para profundizar el acuerdo en la línea de acumulación de fuerzas en dirección antimonopolista-anticapitalista.

La Sección del Comité Central del KKE
para la igualdad y la emancipación de las mujeres

Fonte: KKE

A PAME bloqueou o “Festival” dos Capitalistas-GSEE-CES-Governo Syriza











16 de Setembro de 2016

Centenas de Sindicalistas da PAME, de desempregados e de pensionistas fizerm um protesto militante, desde manhã cedo, na Mansão Zappeio em Atenas, onde estava agendado para ter lugar o “Festival do Diálogo Social” do Governo do Syriza, dos Capitalistas Gregos, da Confederação Geral amarela dos Trabalhadores Gregos (GSEE) e da CES fantoche das multinacionais (Confederação Europeia de Sindicatos) e suas organizações-membros com o objectivo de enganar os trabalhadores.

Os trabalhadores responderam ao chamado da PAME bloqueando as entradas para a mansão e, dessa forma, bloqueando este Cartel do “Diálogo Social” de ter a sua “fiesta”. Os trabalhadores bloquearam os seus planos.

Este cartel veio à Grécia para discutir a abolição dos Contractos Colectivos, o ataque contra a Segurança Social e a destruição dos vínculos laborais.

Para conrectizar este plano o Governo do Syriza e os Capitalistas Gregos lado a lado com a GSEE vieram a Atenas para apoiar os burocratas vendidos amarelos da CGIL da Itália, DGB da Alemanha, CCOO da Espanha, TUC das Ilhas Britânicas e outros. Todos eles, executivos da CES, que durante anos apoiaram os planos dos imperialistas e aceitaram a abolição dos direitos dos trabalhadores.

A todos eles, a PAME deu lhes uma grande lição hoje!

Eles não são bem-vindos à Grécia!

Fonte: PAME

Do livro do KKE: Assuntos teóricos a respeito do programa do KKE



Do Capítulo: “The formation of the strategy of the communist movement and the struggle against opportunism”

Excerto sobre a dissolução da Internacional Comunista em 1943:

«During this period opportunism was expressed also within the lines of the CP of USSR in the form of Trotskyism and Bukharinism. Both basic “oppositional” trends that developed during the decades of 1920 and 1930 within the RCP (b), absolutized (jointly) the elements of backwardness in soviet society and opposed the course of socialist construction, when on the basis of the steps taken towards the development of productive forces the issue arose of the complete abolition of capitalist relations and the promotion of Collectivization in agricultural production. This opposition was based on the view that socialist construction in theUSSRpresupposed the victory of socialism in the advanced capitalist west (Trotsky) or on the view that considered the coexistence of socialist and capitalist relations as being something long-term and that the former could overcome the latter through the development of productive forces by using commodity-money relations (Bukharin).

Durante este período (o oportunismo) foi expresso também dentro das fileiras do PC da URSS na forma de Trotskismo e Bukarinismo. Ambas as tendências básicas de “oposição”, que se desenvolveram durante as décadas de 1920 e 1930 dentro PC Russo (bolchevique), absolutizaram (conjuntamente) os elementos de atraso na sociedade soviética e se opuseram ao rumo de construção socialista. Isto aconteceu quando na base dos passos dados em direcção ao desenvolvimento das forças produtivas apareceu o assunto da completa abolição das relações capitalistas e da promoção da Colectivização na produção agrícola. Esta oposição estava baseada na visão que a construção socialista na URSS pressupunha a vitória do socialismo no ocidente capitalista avançado (Trotsky) ou na visão que considerava a coexistência das relações socialistas e capitalistas como sendo de longo-prazo e que as primeiras se sobrepunham às segundas através do desenvolvimento das forças produtivas utilizando relações dinheiro-mercadoria (Bukarine).

The struggle against those or similar theses was not limited to those decades, but it extended throughout the entire period of socialist construction.
In the middle of the war (1943) the CI decided its self – dissolution.

A luta contra estas e e outras teses similares não se limitou a estas décadas, mas estendeu-se pelo inteiro período de construção socialista.
A meio da guerra (1943) a IC (Internacional Comunista) decidiu auto-dissolver-se.

A negative development for the international communist movement was the absence of a centre for the coordinated elaboration of a revolutionary strategy for the transformation of the struggle against imperialist war or foreign occupation into a struggle for state-power, as a common duty concerning every CP in the conditions of its own country.

Um desenvolvimento negativo para movimento comunista internacional foi a ausência de uma centro para a elaboração coordenada de uma estratégia revolucionária para a transformação da luta contra a guerra imperialista ou contra a ocupação estrangeira numa luta pelo poder estatal, como um dever comum que diz respeito a cada PC nas condições do seu próprio país.

Irrespective of the reasons which led to the dissolution of the CI, there is an objective need for the international communist movement to formulate a unified revolutionary strategy, to plan and coordinate its activity against the international imperialist system.

Independentemente das razões que levaram à dissolução da IC, existe uma necessidade objectiva do movimento comunista internacional formular uma estratégia revolucionária unificada, de forma a planear e coordenar as suas actividades contra o sistema imperialista internacional»

« This entire development showed that in countries of Central andEastern Europethe antifascist struggle led to the overthrow of bourgeois power, with the decisive support of the popular movements by the Red Army. However, in the capitalist West, the CP’s did not elaborate a strategy for the transformation of the imperialist war or of the national liberation struggle into a struggle for the conquest of state-power. They appeared deficient in the face of the flexibility of bourgeois class in their own countries to form alliances in order to defend its power (state-power) and to have time to regroup its international alliances. After the war the communist movement had to confront a new situation. In the Essay on the History of KKE, Vol.2, 1949 – 1968, approved by the Nationwide Conference the following assessment is expressed:
“Problems existing in the beginning of 1950s (i.e. overestimation of the correlation of forces in favour of socialism, absence of a unified centre of international communist movement) grew thanks to the domination of the “right” opportunist deviation which was completed at the 20th Congress of CPSU.
[…] The thesis and practice of “peaceful competition between the two socioeconomic systems” caused great ideological – political damage within the Communist Parties and popular movements. Objectively, it prettified capitalism and it strengthened the false view that, at least, for a long historical period of time the two systems could coexist and compete peacefully.
[…] the aforementioned principle, as interpreted and realized mainly by the 20th Congress, was a part of the strategy of the so-called “democratic road to socialism”. Consequently, this was not only a CPSU strategy but also a strategy adopted by many other CPs and above all by the “Eurocommunist” parties.
[…] The underestimation of the forces of imperialism and the mistaken assessment regarding the character of imperialist economic unions, like the European Economic Community (EEC), as well as the overestimation of socialist forces contributed to the lack of awareness of factors and dangers concerning capitalist restoration, not only for the socialist countries of Central and Eastern Europe, but even for the USSR as well.
[…] Underestimation was expressed also regarding the unified strategy of capitalism against socialist states and the working class movement within capitalist states, despite the existing and sharpening inter-imperialist contradictions.
[…] Communist Parties of capitalist states did not pose in their Programmes that socialism was timely, so they did not consider it as a strategic aim.»

Fonte: Blog In Defence of Communism

Le Parti Communiste Révolutionnaire de France est créé !


samedi 29 octobre 2016

Le 23 octobre 2016, au cours d’un congrès extraordinaire de fondation, les communistes regroupés derrière le collectif d’Intervention Communiste, ancien organe de la Coordination Communiste puis de l’URCF, ont créé le Parti Communiste Révolutionnaire de France. Ce Parti élabore sa politique sur la base de la conception matérialiste et dialectique du monde, des enseignements du communisme scientifique et de l’expérience du Mouvement Ouvrier Révolutionnaire International, l’ensemble formant le marxisme-léninisme.

Son objectif est de contribuer sur cette base au rassemblement des communistes de notre pays, aujourd’hui dispersés, en luttant contre les tendances opportunistes qui minent le mouvement révolutionnaire prolétarien. À ceux qui pensent que la création d’un nouveau Parti aggrave les divisions, le Congrès a répondu que, comme Lénine l’a souligné à plusieurs reprises, on ne peut résoudre la question de l’unité des révolutionnaires qu’en commençant par la démarcation préalable des positions en présence, sous peine finalement d’aggraver la désunion. Avec l’échec de l’unification du Parti Révolutionnaire-Communistes, nous venons d’avoir une confirmation pratique de cette position de principe.

Le Congrès a été préparé sur la base de documents proposés par la direction d’Intervention Communiste. De la part des camarades qui ont refusé de voir effacé l’héritage de l’URCF en mai dernier, un accord quasiment unanime s’est exprimé sur leurs contenus, ceux-ci ayant été enrichis par des amendements soumis au Congrès.

Après avoir eu un riche débat sur l’expérience vécue tant dans la préparation de l’unification que pendant la période où nous avons participé au Parti Révolutionnaire-Communistes, le Congrès a considéré que la cause de l’échec résidait dans la domination des courants opportunistes dans le mouvement communiste de France, et plus précisément, dans ce cas, dans une tendance très forte à l’« économisme » qui dépasse d’ailleurs largement le cercle des camarades de COMMUNISTES. L’économisme est un courant qui se développe, dans les périodes de réactions politico-idéologiques, dans des milieux prolétariens qui cèdent au pessimisme social ambiant et à la démoralisation, considérant qu’il n’y a non seulement pas de perspectives révolutionnaires immédiates, mais aussi que le mouvement ouvrier n’est, plus ou moins provisoirement, pas capable de mener d’autres luttes que les luttes pour se défendre des attaques du patronat et pour les revendications immédiates. À l’image du syndicalisme anglais, le trade-unionisme, l’économisme ne voit de perspectives que dans la promotion de ces luttes au plan politique. Il ne comprend pas l’importance que se développe une conscience politique révolutionnaire de masse dans le prolétariat, de la nécessité d’entraîner les masses populaires dans toutes les batailles politiques, y compris au plan international, à partir de leurs revendications et aspirations. C’est ainsi qu’il se refuse à se prononcer clairement pour la rupture avec l’Union Européenne, l’euro et l’OTAN par des luttes de masse démocratiques pour le socialisme-communisme. Car l’enjeu, c’est la compréhension de la nécessité que seule la révolution socialiste-communiste est à même de permettre de les satisfaire pleinement. En France, ce courant a été très puissant après l’écrasement dans le sang, par la démocratie bourgeoise, de la Commune de Paris. Aujourd’hui, il est conforté par la victoire de la contre-révolution en URSS et dans les pays socialistes d’Europe. Mais il a aussi ses racines dans les tendances ouvriéristes et dans la sous-estimation de la théorie pour mener la lutte de classe révolutionnaire, qui devait permettre la victoire de l’eurocommunisme, il y a quarante ans cette année avec le XXIIème Congrès du PCF.

C’est sur la base de cette analyse qu’est né le Parti, sous le patronage du 100ème anniversaire de la Grande Révolution russe d’Octobre 1917, que nous célébrerons l’an prochain. Car celle-ci a fait la démonstration que face à la crise générale du mode de production capitaliste, il n’y a pas d’autre alternative que d’en finir avec la domination de la bourgeoisie par le renversement de son appareil d’État, de sa dictature de classe – quelle qu’en soit la forme -, et par l’émergence, par la voie révolutionnaire, d’un nouvel appareil d’État, exprimant les intérêts de classe du prolétariat (la dictature du prolétariat) et au-delà des couches populaires non exploiteuses alliées à celui-ci. C’est ce nouvel État qui est chargé de la socialisation des moyens de production et d’échange par l’expropriation des capitalistes et par la planification centralisée du développement social. C’est à cette tâche historique qu’a répondu le développement du socialisme en URSS, même si le développement et la domination de l’opportunisme à partir du XXe congrès du PCUS a créé les conditions pour la victoire du révisionnisme contre-révolutionnaire, et le rétablissement du capitalisme.

La discussion a porté sur le rôle du prolétariat et la nécessité pour le PCRF de s’implanter en profondeur dans la classe ouvrière pour que, de Parti « pour » la classe ouvrière, il se transforme en Parti « de » la classe ouvrière. Analysant les luttes contre la loi « Travail » (ou loi El Khomri) et ce qu’elles ont révélé des potentialités de voir renaître un syndicalisme de classe si la classe ouvrière se réapproprie son Parti, le Congrès a procédé à un large échange de vues sur la question de l’immigration et sur la question des femmes, constatant le retard que les communistes ont pris sur cette dernière question en particulier, question cruciale pour l’unité de la classe ouvrière, aujourd’hui plus que jamais.

Pour ce qui est de la question des femmes, les congressistes ont convenu qu’une bataille idéologique intense était nécessaire pour combattre le féminisme bourgeois qui est une arme de division du prolétariat, mais aussi une arme contre les conquêtes démocratiques du passé, par exemple en ce qui concerne la parité aux élections, tout comme elle l’est dans les organisations où, sous prétexte de parité, au lieu d’élargir les directions, on les affaiblit en imposant des cadres (hommes ou femmes) non pas selon leurs capacités mais selon leur « genre ». Pour ce qui est du Parti, un effort particulier de recrutement et de formation politique et théorique a été décidé en direction des femmes prolétaires et des milieux populaires, pour surmonter le retard qui a été pris. À l’occasion du 8 mars 2017, 100ème anniversaire de la Révolution russe de février 1917, il a été décidé de prendre des initiatives pour participer activement à la Journée Internationale des Femmes Travailleuses, pour montrer que la lutte pour l’affirmation des revendications des femmes travailleuses est une lutte inséparable des batailles pour la démocratie et le socialisme, comme en témoigne l’exemple russe.

Le Congrès a adopté les statuts du Parti, dont la caractéristique est le fait qu’ils reposent sur le centralisme démocratique, sur la discipline librement consentie de ses adhérents.

Le Congrès a salué chaleureusement les messages reçus des Partis frères suivants : Parti Algérien pour la Démocratie et le Socialisme, Parti du travail d’Autriche, Parti du Travail de Corée (RPDC), Parti Communiste des Peuples d’Espagne, Parti Ouvrier de Hongrie, Parti communiste (Italie), Parti Communiste de Grèce, Parti communiste Ouvrier de Russie – PCUS, Parti Communiste (Turquie). C’est avec le même enthousiasme qu’il a réaffirmé sa volonté de reprendre sa place au sein de l’Initiative des Partis Communistes et Ouvriers en vue d’étudier et d’élaborer des propositions concernant l’Europe et de coordonner leurs activités, question qui a été une des causes de la rupture avec les camarades issus de Communistes.

Enfin, le Congrès a applaudi avec enthousiasme l’intervention du porte-parole des jeunes du Parti, présentant avec optimisme et modestie à la fois le travail déjà accompli et les perspectives ouvertes pour la création de la Jeunesse communiste révolutionnaire de France.

Le Congrès a élu le Comité Central du Parti qui a tenu sa première réunion pour élire son Comité exécutif et désigner son Secrétaire Général, le camarade Maurice Cukierman.

Le Congrès a rendu un hommage émouvant au camarade Jean-Luc Sallé sans qui l’étape politique nouvelle à laquelle nous nous attelons n’aurait pas été possible, ainsi qu’aux camarades Jean Sanitas et Pierre Martin qui nous ont quittés cet été.
Le Congrès s’est terminé sous les applaudissements des congressistes, après avoir chanté l’Internationale le poing levé.

Paris, le 24 octobre 2016

Fonte: Parti Communiste Révolutionnaire de France (PCRF), ex-URCF

Tese do Partido Comunista Operário Russo no 18º EIPCO

Theses of the report at the 18th International Meeting of Communist and Workers Parties held on the 28-30 of October 2016 in Hanoi, under the theme “Capitalist crisis and imperialist offensive – Strategy and tactics of the Communist and Workers’ Parties in struggle for peace, workers’ and peoples’ rights, socialism”, October 28-29, 2016.

Dear comrades in arms,

Let me greet all participants of the 18th IMCWP on behalf of Russian Communist Workers’ Party. Let me express our special greetings to the host of the meeting, to the glorious Communist Party of Vietnam.


  1. Our party originates from CPSU. It was found by those communists that overtly resisted Gorbachev and his course in CPSU. First of all we struggled against the movement towards market economy, i.e. towards Capitalism. At the XXVIII Congress of CPSU (1990) in the statement of minority we warned both the party and the people that “the transition to market as a universal system including the markets of capital and labour would mean inevitable sliding down to the growth of capitalist relations. A forced treatment of Socialism with Capitalism carried out contrary to objective processes would not bring increase of production and the improvement of the level of life, but is likely to cause their inevitable fall, to provoke a wide social protest, would lead to heavy suffering of the people…


The party cannot perform Perestroika that has led to serious deterioration of the people’s lives. As to regards Communist party – it is not going to survive this shock and there will be left nobody to defend the goals of the movement”.  


This took place under conditions when both Gorbachev and the majority of other representatives of the political elite paid lip service to the ideas of Communism , called themselves Marxists, camouflaged their line of actions by the references to restoration of Lenin’s rules of party life, constructed Socialism with human face. I.e. we know (I can claim that we know this best of all) how all this happened and why CPSU (of Gorbachev) crashed and why USSR was destroyed.


If we wanted to answer very briefly to the question why Soviet power and CPSU were defeated, we would answer as follows: because the power wasn’t Soviet any longer and the party wasn’t communist.


  1. In 2017 there will be centenary of the Great October Socialist Revolution . We’ve all been busy reflecting how to mark this date and how to celebrate it. Sure that we shall mark this day, whereas there nothing special to celebrate as we are in the state of temporary defeat of October Revolution in its Motherland, i.e. we’ve been retreating. The best way for communists to mark this anniversary would be to review and reconsider honestly the fate of their movement in the last century. We should start with the recognition of the fact that communists didn’t always win in their struggle for masses, and that they have been defeated by counterrevolution by this day. We should answer the questions who or what has won, why we were defeated. Was this defeat the final and irreversible event or is this a temporary defeat and the struggle will go on? To put it brief: we should make conclusions from our mistakes. It’s not for nothing that Lenin said “Nothing can destroy us apart from our own mistakes.


  1. If we consider modern communist movement as a whole we’ll have to confess that the lessons haven’t been learnt. We are of the opinion that nowadays opportunism and revisionism have turned from an internal product of communist movement, from a set of biases and errors into a powerful weapon in the hands of Imperialism. The right bias hasn’t gone away with Gorbachev and the destruction of USSR and CPSU in 1991


In Russia the line of Gorbachev is being followed by the party with communist name. The main features of their politics are as follows:

– it’s claimed that the limits for revolutions are up – the country cannot afford any more revolutions;

– it’s not only the concept of proletarian dictatorship that is rejected, but the concept of organized class struggle is rejected as well;

– parliamentarism is recognized as the power of people;

-.adherence to the model of market Socialism;

– support of Russian Orthodox Church, claims regarding its allegedly positive role in the development of people’s spirituality etc.

This is a typical occurrence in the communist movement of the world. To put it simple: there has been taking place the adaptation of the parties to the system of Capitalism while presenting themselves as parliamentary defenders of people’s rights.


  1. This right-wing transformation of communist parties leads to removal of masses from real political participation. Their role is thus limited to the functions of electorate who give their votes to party leaders in the course of elections. Strategy of victory by such opportunistic party reads as follows: they promise working people a success achieved in the course of coming election, whereas political struggle of masses is limited to the struggle for “honest” elections. Such focusing on parliamentary activities only is well remunerated by governments. One of the most typical examples of this occurrence is represented by European Left. These parties don’t recognize any extra-parliamentary forms of struggle, or pay them lip service only while actually hampering them.


  1. We cannot say that there is such thing as the unity of modern communist movement worldwide. One could start with our inability to adopt a joint statement – so great are the differences. Let me bring an example. Chairman of Peoples Republic of China Xi Jinping when meeting with Putin in the course of the BRICS summit in India in October congratulated Russian President on the victory of the party United Russia in the course of parliamentary elections: “Recently there have successfully taken place elections to the new State Duma. Party United Russia has achieved a convincing victory, and this creates solid and firm political foundation for stable development of Russia in the future”.

In fact he congratulates Putin on strengthening of anti-communism, anti-sovietism and capitalism. No comment.



  1. The successes of China in development of economics are very much impressing and are the reason for big respect. Nevertheless this doesn’t mean a success in the construction of Socialism. There is an interesting example of how Lenin treated similar issues:


In the draft program prepared for the II Congress of RSDRP the aims of socialist production were described as “planned organization of social production process aimed at satisfaction of the needs both of whole society as well as of individual needs”.  V.I. Lenin objected to such wording: “it’s not accurate. Such satisfaction can be provided by capitalism as well, the difference is that is not granted to all members of society and is not equal”. In the end of the day Lenin managed to change the draft program in the following way: “social revolution of proletariat will destroy the class division of society and liberate the whole oppressed mankind by way of replacing private property for means of production and turnover by the socialized one and introducing planned production process in order to ensure wellbeing and versatile development of all members of society.

Nowadays People’s Republic of China has the second largest number of billionaires in the world whereas Russia is the third. I think that both countries are equally far from the classless society – from communism.


  1. The goal of Socialism is not limited to proclaiming the power of working people at all, the goal is to ensure that working people should have real practical possibility to perform this power. From our point of view the experience of Soviets should be studied and used by all parties. Soviets are the most adequate form of realization of people’s power, organizational form of proletarian dictatorship. The main point is the participation of working masses in the struggle. Initially this should be the issue of taking power, later under Socialism this is their participation in performing the dictatorship of proletariat. Lenin saw it as a universal participation in the control over state… Soviet power is built on the basis of industries – based on plants and factories.


  1. We, RCWP are going to celebrate the centennial anniversary of October Revolution by seeking new ways to develop the struggle. We’ll invite these parties that hasn’t used up their limits for revolutions, that extend their recognition of class struggle up to the recognition of proletarian dictatorship and whose practical activities are based upon workers movement. We in Russia have been attempting the tactics of creating Workers Front.

We see our task in preserving the Marxist-Leninist part of political theory and practice for the sake of future of communist movement that nobody will be able to extinguish.

We lived under Socialism and know for sure that the relations between people were much better, fairer, more unpolluted and honest, much more human. This is something to struggle for!


Let’s not falter on our chosen way!